Plan Integral de Fortalecimiento Familiar

Antecedentes

La voluntad política prioritaria de intervenir en la problemática de la niñez se ve reflejada en la que fuera una de las primeras acciones del actual Gobierno Provincial: la creación de la Dirección General de la Niñez, Adolescencia y Familia.
La complejidad de la problemática exigía como primer paso, el relevamiento de la situación socio ambiental de las familias con niños en situación de calle, a partir del cual se identificaron las características particulares de los diferentes grupos familiares y se determinaron los aspectos en lo que el estado debía intervenir para revertir y mejorar las condiciones de esta población en situación de extrema vulnerabilidad identificando las familias como objeto primario de atención, a fin de optimizar el efecto multiplicador de las acciones de intervención del Estado. Esto es actuar en pro de la inclusión social.
Se conformo la mesa interministerial de la Niñez con los actores que están directamente involucrados, con la problemática en cuestión en el afán de coordinar acciones y con la premisa de optimizar los esfuerzos y establecer incumbencias, bajos las condiciones de centralización de dediciones de ejes o lineamientos políticos, diseño del marco legal (Ley Provincial de la Niñez) y descentralización ejecutiva. La experiencia interministerial se enriquece sumando a las Ong con el objetivo de que sean actores transmisores de experiencia y contribuyentes activos a la causa.
En el entendimiento de la complejidad de la temática y la necesidad de formalizar el compromiso de participación ejecutiva del Estado Provincial se creo por resolución conjunta el Gabinete de Políticas Sociales, conformado por:
Jefatura de Gabinete; Secretaria General de la Gobernación, Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Ministerio de Justicia Trabajo y Derechos Humanos y Ministerio de Educación.
En este ámbito se conformo el equipo interministerial para el diseño de políticas sociales el cual trabajo sobre la base de tres ejes: Fortalecimiento Familias, Generación de Empleo y Cultura para el Desarrollo.
Es en el ceno de este gabinete en donde se diseñaron planes, programas y proyectos
dentro de los cuales el plan integral de fortalecimiento familiar es el primero en ser escogido para su implementación, como una experiencia piloto con aspiraciones multiplicadoras.

Justificación.

Este proyecto surge a partir de la responsabilidad que es estado asume frente al reconocimiento de que los niños, niñas y adolescentes son ciudadanos, es decir, sujetos portadores de derechos.
Esta nueva mirada propuesta por la Convención de los Derechos del Niño, establece un conjunto de responsabilidades que involucran a las familias, las comunidades, las instituciones y es el estado quien debe poner en vigencia esos derechos.
Somos concientes de que esta nueva mirada y abordaje de la niñez no produce cambios en forma automática y que requieren de una transformación genuina de las personas y las organizaciones, como así también de procesos de cambios culturales a partir de los cuales se pueden planificar los servicios y mejorar los resultados de las prestaciones para todos los niños en general, y en particular, para aquellos que están mas vulnerables.
En nuestra provincia cuestiones estructurales de fondo produjeron lo que se observa en numerosas familias, la ausencia de una estructura firme y contenedora, así como daños notables en cada uno de sus miembros, especialmente en los niños y adolescentes. Las debilidades e irregularidad de esta organización primaria y ensambladora de las redes sociales, aglutinante y segura por excelencia, expone a los mas débiles a situaciones de riesgo y otras no deseadas, tales como la minoridad en las calles, el trabajo infantil, el descuido de la salud, la exclusión del sistema educativo, cuando no a la institucionalización del niño/a y adolescente.
En contraposición, es notable el desarrollo armonioso de las diferentes etapas de la formación de la niñez, adolescencia a partir de una estructura familiar sólida y las ventajas que los miembros de las mismas poseen en cuanto a la inclusión social en todos sus aspectos.
Sabemos que no es posible mejorar la vida de los niños sin ayuda a los adultos a desarrollar su función educativa. La familia tanto nuclear como extensa debe ser entendida como recurso y no solo como portadora de problemas, por ende contribuir para que logren cumplir sus funciones de crianza y protección y con ello hacer posible el derecho de los niños a crecer en sus familias y a ser contenidos por ellos. En ese sentido, será necesario promover y fortalecer alianzas con las familias, procurando trabajar desde las potencialidades que ellas tienen alentando a que asuman sus responsabilidades y tomen sus propias decisiones en el marco del respeto y la protección de sus miembros más vulnerables.
Es por ello que este proyecto a punta a la integralidad de acciones sociales que colaboren en la inclusión de los niños y adolescentes en su grupo familiar, en la escuela, en los servicios de salud y en el barrio.
La sustentabilidad de este plan radica en la integralidad de las intervenciones, en tanto permite llegar en forma oportuna a la red vincular e institucional de los niños y estimular la creación de redes institucionales y barriales dispuestas a resolver con prontitud la situaciones que amenazan o violan sus derechos.
Por lo tanto, este plan adquiere un carácter preventivo puesto que busca detectar y combatir los factores de riesgo con rapidez y en el menor tiempo posible.
Las familias que fueron detectadas en situación de extrema pobreza y vulnerabilidad y cuyos miembros se encuentran en situación de calle y de trabajo en calle, viven en barrios periféricos de la ciudad Capital y la Banda, están incluidas en este Plan Integral de Fortalecimiento Familiar, siendo esta una experiencia piloto evaluable y rectificable en el tiempo con miras a ser el sustento y experiencia para la generación y/o continuación de programas y acciones que eficazmente combatan las caudas que amenazan e imposibilitan el acceso a todos los derechos de los niños, niñas, adolescentes y sus familias.
La inclusión social de estas familias implica un esfuerzo mas y de articulación de políticas y programas sociales entre áreas y niveles de gobierno, permitiendo la movilización de todos los recursos disponibles en el estado y también en la sociedad.
Precisamente en esta tarea se encuentra comprometido el Gobierno de la Provincia de Santiago del Estero, a través de su brazo ejecutor: el Gabinete de Políticas Sociales, compuesto por Jefatura de Gabinete y la Secretaria General de la Gobernación, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social, el Ministerio de Educación, y el Ministerio de Justicia Trabajo y Derechos Humanos.
Tal compromiso involucra no solo a la voluntad política urgente, sino el financiamiento de las acciones programadas.


Marco institucional
Organización Responsable del Plan.
Gabinete de Políticas Sociales- con dependencia directa del Sr. Gobernador de la Provincia de Santiago del Estero.
• JEFATURA DE GABINETE coordinadores del PIF
• SECRETARIA GENERAL DE LA GOBERNACION
• MINISTERIO DE EDUCACION
• MINISTERIO DE JUSTICA, TRABAJO Y DERECHOS HUMANOS
• MINISTERIO DE SALUD Y DESARROLLO SOCIAL.

Unidades de Intervención Directa
• MINISTERIO DE LA PRODUCCION (Empleo/Microemprendimientos)
• MINISTERIO DE OBRAS Y SERVICIOS PUBLICOS (Viviendas)
Todos estos son Organismos del Estado Provincial contemplados en la Ley de Ministerio de vigente. Las que cuentan con instalaciones, recursos humanos y materiales disponibles para la ejecución del plan.



Objetivos.
Objetivo General.

Promover la inclusión social de las Familias detectadas en situación de extrema vulnerabilidad mediante políticas activas que fomenten la igualdad de trato y oportunidades; fortaleciendo el rol de la familia, respetando sus tradiciones y valores culturales.

Objetivos Específicos

• Disminución de los menores en situación de calle, mediante el apoyo de los trabajadores de la Dirección de la Niñez
• Preparación de la familia para lograr una contención de los menores en situación de calle y capacitación sobre hábitos saludables y cuidados especiales a los menores
• Otorgamientos de viviendas a las familias que por sus condiciones de precariedad lo necesiten y acondicionamientos de aquellas que estén en condiciones de ser mejoradas.
• Capacitación de los adultos, referentes de las familias, para el desempeño de oficios, para el desarrollo de un microemprendimiento y/o actividad redituable.